Madi

El control numérico de máquinas



El control numérico es un sistema de gobierno automático de máquinas que consiste en transmitirles una serie de órdenes de trabajo por medio de un programa de ordenador.
Las órdenes del programa se clasifican en dos grandes catergorías: informaciones dimensionales e informaciones tecnológicas.

  • Las informaciones dimensionales se refieren a la trayectoria que tiene que recorrer la herramienta para mecanizar la pieza. Para ello, se emplea un sistema de coordenadas.
  • Las informaciones tecnológicas hacen referencia a las condiciones del mecanizado, tales como: la selección y el control de las herraminetas, la dosificación del refrigerante, las velocidades de corte y de avance, la profundidad de corte, etc.

Las máquinas más habituales que utilizan el control numérico son: los tornos y las fresadoras, las taladradoras, las troqueladoras y las prensas, las curvadoras de tubos, las máquinas de electroerosión, las máquinas de soldar y las rectificadoras.

torno-a-cnc--4to-eje-228885z0.jpg
fresadora.jpg



Estas máquinas presentan ventajas frente a las máquinas tradicionales de control manual, entre las que cabe destacar las siguientes:

  • La entrada de piezas en la máquina así como su salida se efectúa sin tener que pararla, gracias al sistema de fijación de que disponen.
  • El montaje y el desmontaje de herramientas también se efectúan de forma automática, ya que estas máquinas disponen de portaherraminetas y dispositivos de cambio automático.
  • Los elementos de transmisión de movimientos disminuyen, con lo que se consigue una reducción en las holguras.
  • La propia máquina lleva a cabo el control de calidad de las piezas.
  • Disponen de mejores sistemas de evacuación de virutas y de control de refrigerante.
  • Los elementos de seguridad hacen imposible el funcionamiento de la máquina en condiciones peligrosas. Por otra parte, la mayoría de ellas dispone de accionamiento a distancia.

Gracias al control numérico, es posible incorporar muchas máquinas herramienta en sistemas integrados, denominados FMS (Flexible Manufacturing System). En ellos, un equipo de ordenadores es capaz de gobernar la secuencia de operaciones para fabricar un objeto sin que haya intervención humana en los procesos intermedios.